Es posible controlar el dolor neurpático

Recorte de prensa, Endi.com (2007-04-21) < Ir a la fuente >

Es posible controlar el intenso dolor neuropático.  

Si la artista plástica Frida Kahlo hubiese contado con algo de la información conocida en los últimos 20 años sobre el dolor crónico, el sufrimiento que describió en algunos autorretratos hubiese hallado algún alivio.

El dolor neuropático suele causar la sensación de tener clavos incrustados en alguna parte del cuerpo, como las piernas, la cabeza o los brazos, o descargas eléctricas, un calor que quema o el desgarro de la piel.

 Mal diagnóstico

Ocho de cada diez pacientes de dolor neuropático son tratados de forma equivocada.
Lo más grave es que aumenta por la noche y basta el roce de la sábana para que esas sensaciones se magnifiquen.
A pesar de los avances logrados contra el dolor, gran cantidad de pacientes no logra encontrar alivio. Una de las causas es el desconocimiento que médicos y pacientes tienen sobre el tema. Se calcula que ocho de cada diez de ellos no son diagnosticados adecuadamente.
El dolor neuropático hace referencia al producido por daños de cualquier origen en las estructuras del sistema nervioso que van desde el cerebro hasta los nervios, pasando por la médula espinal. Éstos se pueden alterar por enfermedades como diabetes, herpes, sida; por traumas, tumores, infecciones o por lesiones físicas o químicas.
Lo que se siente es un dolor intenso que no se calma con fármacos comunes. Se pueden experimentar corrientazos, sensación de quemadura o de hormigueo, debilidad y pérdida de la sensibilidad en la región que duele. Esto puede ser permanente o en forma de descargas que alteran el diario vivir.
Hay tratamientos que se fundamentan en un diagnóstico oportuno, seguido de un conocimiento de la causa que hay que abordar, por ejemplo, tratar la diabetes, las infecciones o los tumores.
La persona debe ser tratada por un equipo para abordar integralmente su aspecto médico, psicológico y social. También se recetan analgésicos familiares de la morfina, moduladores neurológicos, antidepresivos y antiinflamatorios. Si se maneja adecuadamente, hay alivio al dolor. En ocasiones no se cura, pero se controla.

Contenido actualizado el 2007-04-21

 

© 2006 Sociedad Española del Dolor (SED)

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: